martes, 29 de mayo de 2012

Ya aterrizó Vikinga Criolla en Buenos Aires:
en La Libre, Bolivar 646, San Telmo 
y
el amigo Francisco lo vende en 
LA INTERNACIONAL ARGENTINA
El Salvador 4199
$40.-

jueves, 24 de mayo de 2012

Vikinka Criolla ya está en las calles.


¡Tiren-Tiren papelitos!

(Foto: Juana Zinny)

A partir de hoy, 24/5/2012, se vende en Rosario

VIKINGA CRIOLLA

editorial YO SOY GILDA
(Lectura ajustada Gilda Di Crosta, DG Editorial Georgina Ricci)

en Pecata Minuta
en Oliva Libros
en Buchin Libros
en Club Editorial Río Paraná
$40.-

ojalá lo disfruten!


lunes, 21 de mayo de 2012

Dos sueños violentos.



Todo muy afilado. Lo más utilitario de lo utilitario.
Herramientas anestesiadas.
Un auto que me espera.
La violencia del abandono.
La casa de mi abuela
concentrada en Ceferino Namuncurá.
¿Un superman rionegrino?
SÍ.
Las mato, entonces.



Uno en el que asesinaba a tus dos compañeras de teatro
a puñaladas en la casa de mi abuela, en su cuarto,
con el cuadro del sagrado corazón de jesús como único
compañero ocular. Una alegría tener en la pared al
muerto eterno, que no tiene voz registrada en ninguna
colección de ningún museo antropológico, para agudizar
la escena sangrienta. Porque el manto de jesús y su
amplio corazón abierto, y pintado con cierto realismo
notarial, son del mismo color de los cuerpos de tus
amigas recientemente acribilladas. No me ensucio con
sus fluidos, no me lavo ni las manos, pido un remise para
disimular, y ya nada pasa.

El otro sueño es un poco más violento, sucede que
estoy parada ante la estantería blanca que contiene
toda nuestra cristalería y de a poco, todo, las copas,
los adornos, se va cayendo sobre mi rostro y lastima
mi yugular; pido ayuda al repertorio de espectadores y
escasos tres hombres se dignan a mirarme, tres hombres
entre los que no está mi padre.

Schiaffino y yo.



De la serie Vikinga Criolla , Schiaffino.
ARTEBA, Galería del Infinito, 2012

(foto: Nicolás Levín, muchas gracias)


miércoles, 16 de mayo de 2012

A partir de hoy en ARTEBA2012!


El cuarto de baño de Schiaffino, unos de mis prefe-prefe!!
Herramienta:
El hacha que tengo en la terraza es un instrumento hermoso, podríamos decir que es pequeña (37 cm de longitud). En el lado izquierdo de su hombro me anticipa geprüfte sicherheit (GS), que es igual a decir que es un producto seguro o de seguridad aprobada y que ha sido fabricado en Renania-Palatinado, o sea dice también TÜV Rheinlan-Pfalz. Esta data que me provee el hacha me hace viajar a lugares súper románticos y celestiales a las orillas del Rin. Los colores del hacha están bien contrastados entre sí, la empuñadura, el mango y el hombro son de madera de Haya, clara y dura; cuña y cabeza “colorada, bien colorada”; su ojo rojo brilloso; y el filo afiladísimo acero platíl. Un delirio de soberbia y precisión!

(la imagen que ves aquí es parte de la serie VIKINGA CRIOLLA, del año 2011, que se exhibe por estos días en ARTEBA2012, en la Galería Del Infinito)

domingo, 13 de mayo de 2012

"ya veré que haré"




Con Charlie inventamos “ya veré que haré”,
nos reímos
una broma, entera-eterna entre nosotros.
Igual no abusamos,
cada tres o cuatro meses lo largamos
(“lo poco agrada, lo mucho enfada” como modelo
minimalista de los buenos modales).
Con Charlie decimos yaveréquearé, nos gusta,
hablar en guaraní, colonizando el castellano

lunes, 7 de mayo de 2012

Noviembre en Rosario


En mi ciudad se cae el cielo de verdad
por ahí vuelen cosas
ya están volando
las calles y sus divertidos árboles
sus guirnaldas
traquetean las luces
las sombras se extienden
y los autos están como locos

22 hs...

Vos todavía no te enteraste que se desató la tormenta.
La maldición gitana de las colectividades.
Siempre tendrán temporal estas fiestas.
Por el sublime resentimiento cíngaro
el viento eleva carpas multicolores,
cada año.
Seis carpas flotando en el cielo como en el agua
embolsadas las carpas, nadan las carpas.

El sub-trópico cuando avanza es bravo
para dar cuenta que existe
y vos frente a la pantalla como yo
pero mudo, dormido.

miércoles, 2 de mayo de 2012

El hornero converso.


El hombre conquistador,
vividor,
foráneo,
lejano, me enseña que el nido del hornero,
al igual que el amor, pesa 5 kilos.
Pienso: 5 kilos de barro
litoraleño organizado y seco bajo el sol
de manera paciente para la cópula.
Sólo un dato positivista, un dato: 5 kilos.
Pero yo, antes, mucho antes,
le cuento del joint cantante y
amoroso que conforman los horneros y de todas las
tragedias de los amantes alfareros.
Él aprovecha y me roba todo,
es el anti-hornero.