lunes, 29 de octubre de 2012

Los coloridos artistas gestores.




El congreso. Entonces escuché de todo, pero no pude escuchar una conclusión, no pude abstraerme para lograr esas benditas “ideas fuerza” que tanto proponen en la posibilidad habilitante de la gestión cultural.  No he podido, porque todo lo expuesto es síntoma, afortunadamente!!!! Venimos, nos juntamos y debatimos gracias a los espíritus libertarios que nos unen, aún sin decirlo en voz alta.  Y eso me ha dejado pensando en varias cosas que tienen que ver con el paisaje. Con la idea de Fontcuberta sobre Humberto Ribas y su manera de sacar fotos sin nivel, sin implementos de medición en la inmensidad. La historia es que andaban los dos por los paisajes montañosos de Catalauña, y Fontcuberta le dice a Humberto, “escuchame, Humberto, cómo puede ser que hagas fotos sin llevar  un nivel a mano; cómo puede ser, yo no puedo ni poner el trípode, y vos ya instalás y disparás sin nivel ¿me explicás cómo es el tema?”, y Humberto le responde: “es que acá entre tanta montaña, tanto camino en pendiente, tanto techo a dos aguas es imposible que te des cuenta si algo está a nivel o no; allá, en mi país, el paisaje mismo te ofrece la ortogonalidad”.
Clarividencial: nuestro paisaje puede construir la misma idea sensible de nuestros proyectos, y cómo miramos es lo que más me ha interesado del encuentro, para lo cual he anotado varias reflexiones de los colegas en relación a este tema, aquí un compacto: San Juan en noviembre es el infierno mismo, un  lugar donde se ve un terremoto eterno. En un valle las montañas siempre son altas. En Santa Fe nos invadieron los rosarinos. En Bariloche están más cerca de Chile que de General Roca, y la montaña es linda, el bosque también y el arte contemporáneo no existe, o más bien compite con la Fiesta de la Nieve, o sea que pierde siempre. En General Roca, en cambio, los artistas viven de las manzanas y los vergeles. En Tucumán hacen otra micro-célula que combata la micro-célula anterior, yo les hablo de para-institución. Y esa micro-célula de la micro-célula surge de un río que inunda una cripta de Salesianos.  La cripta se inunda por la napa freática, generando inundaciones, en una ciudad que es un valle, verde, profuso en una selva espesa y dura. Y me vuelven a contar de San Juan, donde según parece corre un viento caliente, y se acabó el arte contemporáneo.  Y en Tucumán me vuelven a contar que viven en un valle donde no ven más allá de él. En Puerto Madryn oscurece muy temprano, y la distancia se potencia en un montón de sentidos. Y pienso en cómo compartir esta idea sensible, en cómo el veranito de San Juan que, según recuerdo, sucede en todas partes de este extenso territorio, y en cómo cada proyecto se reconfigura según el contexto en el que se lo comparta, o en cómo se gesta cada proyecto según el paisaje que lo atraviese. En mi caso el río de paso lento. Les leo algunas citas de Radiografía de la Pampa, para ser mala, y decirles que todos los síntomas ya han sido teorizados con tal nivel de calidad, que hasta la ciencia muere.


Vikinga Criolla, Pags. 180/184
(este texto pretende ser una crónica del Encuentro Nacional de Gestiones Autónomas del 2011, http://www.bitacoradevuelo.com.ar/2011/06/20/encuentro-nacional-de-gestores-culturales/ )

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada