lunes, 7 de mayo de 2012

Noviembre en Rosario


En mi ciudad se cae el cielo de verdad
por ahí vuelen cosas
ya están volando
las calles y sus divertidos árboles
sus guirnaldas
traquetean las luces
las sombras se extienden
y los autos están como locos

22 hs...

Vos todavía no te enteraste que se desató la tormenta.
La maldición gitana de las colectividades.
Siempre tendrán temporal estas fiestas.
Por el sublime resentimiento cíngaro
el viento eleva carpas multicolores,
cada año.
Seis carpas flotando en el cielo como en el agua
embolsadas las carpas, nadan las carpas.

El sub-trópico cuando avanza es bravo
para dar cuenta que existe
y vos frente a la pantalla como yo
pero mudo, dormido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada